Si llueve no hay recreo.

Por su interés general, publicamos el siguiente artículo de opinión que nos ha llegado vía Buzón de Sugerencias .

-Creo hacerme eco del malestar de muchos profesores y alumnos del colegio quienes, después de una semana de lluvias, han padecido la circunstancia de no haber podido, en las veinticinco horas de los cinco días de la semana, moverse de los cincuenta escasos metros cuadrados donde se ven confinados ( con a veces cerca de treinta personas) para salir siquiera a tomar una brizna de aire al exterior. Y es que en un centro pequeño que dispone de magníficas instalaciones lúdicas como Mini Golf o Patio de Ajedrez (mas lo que vendrá), se hace extraño que no se disponga de una zona techada para al menos poder usar por turnos con el fin de que nuestros chicos/as puedan explayarse unos minutos cuando el mal tiempo arrecia y parece negarse a abandonar nuestra comarca la cual, no nos olvidemos, roza anualmente los mil litros por metro cuadrado en lluvias (que no son datos de sequía, precisamente).
Aquí, seguro que entre todos, si queremos ¡podemos! –     Firma: El gato con botas