Especiales Halloween

Halloween 2014

Relatos de HALLOWEEN 2014

Para enviar tu relato utiliza el espacio que hay debajo, en “deja un comentario”. Debes mandarlo antes del 31 de octubre. No olvides poner tu nombre y tu curso.

“EL VIRUS DIABÓLICO”

Como venía siendo habitual desde el inicio de curso, el ordenador y la pizarra digital de la clase de 6º A estaban dando muchos problemas.
El martes, a segunda hora, la maestra de inglés intentaba conectarse a internet, pero no había manera. Fallaba la conexión. Luego intentó abrir su libro electrónico y tampoco fue posible. Estaba desesperada. Intentó reiniciar el sistema y seguía sin funcionar nada…. ni el ordenador, ni la pizarra.

– Maestra, eso es un virus “residente” – comentó Héctor, el nuevo alumno recién llegado de un colegio de Valencia.
– ¿Cómo dices? – dijo la maestra, intrigada.
– Es un virus muy potente, de tipo troyano, en mi escuela los profesores estaban muy preocupados. Al parecer un “hacker” invade el sistema operativo. Nos dijeron que fue creado por un pirata informático bastante peligroso, que aún todavía andaban buscándolo. Antes de venirme de allí avisaron a la policía para que lo investigaran.

La señorita no sabía qué hacer, así que decidió buscar al maestro que se encargaba de arreglar los ordenadores de la Escuela. Subió a la clase de 5º B.

– Hola chicos, good morning… ¿Dónde está el maestro?
– No sabemos señorita – señaló la delegada que estaba apuntando en la pizarra – . Estamos solos.
– El maestro hace un rato estaba explicando y de repente le ha sonado el móvil, entonces lo cogió y le cambió la cara. Cuando ha colgado tenía los ojos rojos y nos ha dicho muy serio: – chavales ahora vengo, no os mováis de aquí, tengo que solucionar un problema informático “de vida o muerte”.
– Pero, el profesor… ¿a dónde ha ido?, ¿dónde está? – preguntó la señorita de inglés, un poco alterada.
– Ni idea, al salir por la puerta empezó a hablar por las escaleras con otro hombre y decían algo de ir al despacho de Secretaría.

La maestra, más asustada todavía, le pidió a la delegada de 5º B que siguiera apuntando. Bajó las escaleras, con un bocado en el estómago cada vez más grande, era evidente que estaba pasando algo extraño.
Observó que todas las demás clases del pasillo estaban con las puertas cerradas y no se oía nada, ni voces de niños. Y cuando la señorita llegó a la Secretaría…

(Ahora te toca a tí, échale imaginación y sigue narrando con detalle lo que sucede)