Como brisa fresca de otoño (al maestro José Luis)

lose-luis

Cuando llega el otoño los paseos por el campo recién regado de refrescante agua de lluvia te van encogiendo el corazón con la agradable nostalgia de volver al calor del nido, a su suave protección. Igualmente esa fresca brisa otoñal nos promete aromas de hojas, tierra mojada y delicados secretos por desvelar.

La misma sensación de frescor y agradables esencias son las que nos deja hoy con su marcha un buen profesional y  mejor persona que con su estilo moderado y su belleza interior ha derrochado durante estos dos años buen hacer y cariño a su paso por el Samber.


José Luis, que sepas que desde aquí todos te deseamos de corazón que tu nuevo destino, mucho más cerca de tu tierra, te llene de satisfacción y te invitamos a volver por este tu colegio siempre que lo desees.

¡Suerte y un abrazo gigante!