En este camino por el universo de vez en cuando todos miramos al cielo… somos parte de él y compartimos sus mismas partículas de materia.
Y cuando perdemos algo quizás esa energía se marche a algún rincón de esta inmensidad, pero seguro que también se queda muy cerca de nosotros.
Un abrazo muy fuerte a nuestro compañero Pedro Roldán en la perdida de su padre.
Mucho cariño y ánimo, con el corazón de parte de todos.